La Salle-Viña busca a los alumnos del curso de su reconstrucción.

Foto colegio

El 15 de mayo de 1943, el colegio La Salle-Viña volvió a abrir sus puertas tras completarse su reconstrucción. En 1936, el edificio fue incendiado, por lo que la actividad educativa de los Hermanos de las Escuelas Cristianas se tuvo que trasladar al Seminario mientras que se recomponía el inmueble que fue pasto de las llamas.

El regreso de la entidad lasaliana al barrio de La Viña fue posible gracias al empeño del hermano Ignacio Javier, al que se recuerda en la actualidad con un busto a la entrada del centro, y al matrimonio formado por Luciano Bueno y María Martínez de Pinillos, los benefactores que costearon las obras y que a su vez permitieron la ampliación de las instalaciones al comprar una casa contigua al inmueble primigenio para dotarlo de la actual configuración.

El centro viñero prepara un homenaje a los estudiantes que lo estrenaron en 1943

75 años después, el colegio La Salle-Viña se mantiene con vida y está preparando los actos para esta celebración. Una conmemoración para la que se está buscando a los alumnos de aquel curso de 1943 que estuvieron presentes en la reinauguración para rendirles un homenaje y tener un reencuentro para recordar todas las vivencias de la época.

Una comisión creada dentro de la Asociación de Antiguos Alumnos La Salle Cádiz está trabajando para intentar localizar al mayor número de alumnos posible para que asistan al acto que tendrá lugar el próximo sábado 19 de mayo, a partir de las 20 horas, en el colegio viñero. En esa jornada, el hermano Sabino Olalla, el último director del centro perteneciente a los Hermanos de las Escuelas Cristianas, dará una conferencia sobre la historia de La Salle-Viña. Un relato que conoce gracias a su larga trayectoria docente en la capital gaditana, aunque actualmente reside en Almería. Esta charla será presentada por la actual directora, María José Garri, cerrándola su antecesor en el cargo, José María Ruiz Rube. Tras este acto, se tendrá un recuerdo con los alumnos lasalianos del 43 y se podrá degustar una copa de vino. La celebración se completará el domingo 20, a las 12 horas, con una eucaristía en la capilla del centro escolar.

Al frente de este grupo de trabajo se encuentra Francisco Fedriani, presidente de honor de la Asociación La Salle Cádiz. Esta labor se está realizando entre varias personas y en forma de red para intentar contactar con los que vivieron la reapertura. “Me estoy dando una paliza con esto”, relata Fedriani, que está haciendo esta tarea gracias a los listados que figuran en los archivos del colegio La Salle-Viña y a las fotos que se conservan de ese año.

La comisión ya ha constatado que hay más de 100 fallecidos de la lista de más de 300 personas que ha podido corroborar que estudiaron en el colegio lasaliano el año de su reinauguración.

De momento, ya se ha podido confirmar la asistencia de unas 15 personas a este reencuentro, que esperan en La Salle que sea más multitudinario. Entre las curiosidades, señala Fedriani que han conseguido contactar con Antonio Sánchez Martínez-Conde, hijo de Antonio Sánchez Esteve, arquitecto que hizo posible la reconstrucción del colegio, que fue alumno del centro en 1943.

Fedriani reconoce la alegría que está suponiendo para los antiguos alumnos que se vaya a tener un recuerdo con ellos. Por ello, la Asociación La Salle Cádiz pone a disposición los teléfonos 626 772 077 y 649 122 022 para que los interesados a asistir al reencuentro de los alumnos del 43 se pongan en contacto con la entidad.

(De “Diario de Cádiz”, 07-05-2018)